1/12/19

Sabor a nada

Flojo empate de Boca 1-1 frente a Argentinos Jrs. como local. Este empate deja a ambos como punteros pero en el caso Xeneize con un gusto amargo.
Orden, entusiasmo y constancia en la presión le basto al visitante para complicar la salida y la progresión en el campo de Boca. Y si bien el primer tiempo el local supo ir llevadolo con el juego asociado desde el medio (con las intermitencias de Bebelo y Mc Allister y el despliegue de Salvio), a punto tal que se adelantó en el marcador por gol de Wanchope coronando una linda excursión subida por izquierda de Alexis y que pudo tranquilamente alargar la ventaja, la debacle vino en el.segundo tiempo.
Y no porque el visitante intentara algo distinto. De hecho salió con el mismo con la diferencia q fue efectivo en su primer situación clara (y única) y consiguió el empate. Boca, que parecía dormido desde el.inicio de la etapa no consiguió despertarse nunca. Y los cambios empeoraron todo. Villa por Bebelo, Mauro por Alexis y nos quedamos sin generación en el medio. Además entró Hurtado por Wanchope. Sin volantes creativos, con Salvio de mayor a menor y con la presión constante de Argentinos todo se redujo a pelotazos buscando algún desborde de Villa, algún rebote milagroso o una cabeza salvadora. Demasiado poco para un puntero de campeonato.
Párrafo aparte la penosa actuación del árbitro y los líneas. Además de fallar en jugadas fáciles como laterales o corners, anuló insólitamente un autogol del visitante con el.partido en cero y no expulsó a Francis Mc Allister por un violento foul estando amonestado. Todo muy raro en una Afa bostera donde hay que estar con la guardia alta.
Se dejó pasar una excelente oportunidad para despegar. Una lástima en la previa de una semana decisiva para el club a todo nivel.